900 86 63 04 Información gratuita 24h | Recepción T. 931 82 20 40 info@ctlagarriga.es

Hola amigos, hoy hemos decidido escribir sobre la cocaína, y ofreceros un poco de información al respecto..
Se trata de la segunda droga ilegal más consumida en nuestro país (detrás del Cannabis), un 7% de la población la ha consumido alguna vez y hasta un 3% reconocen haberla consumido en el último año

La edad media de inicio de su consumo se encuentra en los 15,4 años y el sector de población que más la consume son los hombres entre 15 y 34 años.

Explicaremos de un modo esquemático cual es el proceso común que siguen los consumidores de cocaína  hasta convertirse en adictos y requerir tratamiento:

1) Primeros consumos:

Los efectos del consumo de cocaína a corto plazo son:

  • Euforia
  • Locuacidad
  • Aumento de la sociabilidad
  • Aceleración mental
  • Hiperactividad
  • Deseo sexual aumentado

2) Evolución del consumo:

Sin embargo, superados los primeros consumos, a medida que se repite el uso de la droga, estos “efectos deseados” empiezan a desaparecer, dejando pasos a otros efectos como:

  • Insomnio
  • Depresión
  • Irritabilidad
  • Aislamiento
  • Impotencia

Lamentablemente, la dependencia psíquica de la cocaína resulta ser una de las más intensas de las provocadas por las drogas, por lo que, a pesar de estos “efectos NO deseados”, en la mayoría de casos el consumidor ya ha perdido la capacidad de decidir sobre su consumo y termina por convertirse en un consumidor habitual. 

3) Consumo habitual

Una vez llegados a esta etapa, hay que tener en cuenta que el consumo habitual de cocaína tiene consecuencias físicas como:

  • Perforación del tabique nasal
  • Patologías respiratorias (sinusitis, irritación nasal, etc.)
  • Alto riesgo de infarto y hemorragia cerebral
  • Cardiopatía Isquémica
  • Impotencia crónica

Consecuencias psíquicas como:

  • Depresión crónica
  • Brotes psicóticos
  • Ideas delirantes / Alucinaciones
  • Trastorno de ansiedad

Y consecuencias sociales como:

  • Problemas laborales. Pérdida del trabajo.
  • Problemas familiares (rupturas de pareja, incapacidad para asumir responsabilidades con los hijos, etc.)
  • Violencia doméstica
  • Conductas de riesgo asociadas (prostitución, conducción temeraria, etc.)
  • Problemas económicos graves

4) Tratamiento

La recuperación de la dependencia a la cocaína es posible, pero requiere de un tratamiento profesional.

Si tú o alguien de tu entorno tenéis problemas con la cocaína debéis acudir lo antes posible a un centro especializado. Los desastres provocados por la dependencia son progresivos, así que a medida que pase el tiempo las circunstancias irán empeorando, hasta poder llegar a provocar consecuencias trágicas.

¿Porqué esperar a que la situación sea insostenible?

Share This