900 86 63 04 Información gratuita 24h | Recepción T. 931 82 20 40 info@ctlagarriga.es

Hola amigos, hoy hemos decidido escribir sobre la cocaína, y ofreceros un poco de información al respecto..
Se trata de la segunda droga ilegal más consumida en nuestro país (detrás del Cannabis), un 7% de la población la ha consumido alguna vez y hasta un 3% reconocen haberla consumido en el último año

La edad media de inicio de su consumo se encuentra en los 15,4 años y el sector de población que más la consume son los hombres entre 15 y 34 años.

Explicaremos de un modo esquemático cual es el proceso común que siguen los consumidores de cocaína  hasta convertirse en adictos y requerir tratamiento:

1) Primeros consumos:

Los efectos del consumo de cocaína a corto plazo son:

  • Euforia
  • Locuacidad
  • Aumento de la sociabilidad
  • Aceleración mental
  • Hiperactividad
  • Deseo sexual aumentado

2) Evolución del consumo:

Sin embargo, superados los primeros consumos, a medida que se repite el uso de la droga, estos “efectos deseados” empiezan a desaparecer, dejando pasos a otros efectos como:

  • Insomnio
  • Depresión
  • Irritabilidad
  • Aislamiento
  • Impotencia

Lamentablemente, la dependencia psíquica de la cocaína resulta ser una de las más intensas de las provocadas por las drogas, por lo que, a pesar de estos “efectos NO deseados”, en la mayoría de casos el consumidor ya ha perdido la capacidad de decidir sobre su consumo y termina por convertirse en un consumidor habitual. 

3) Consumo habitual

Una vez llegados a esta etapa, hay que tener en cuenta que el consumo habitual de cocaína tiene consecuencias físicas como:

  • Perforación del tabique nasal
  • Patologías respiratorias (sinusitis, irritación nasal, etc.)
  • Alto riesgo de infarto y hemorragia cerebral
  • Cardiopatía Isquémica
  • Impotencia crónica

Consecuencias psíquicas como:

  • Depresión crónica
  • Brotes psicóticos
  • Ideas delirantes / Alucinaciones
  • Trastorno de ansiedad

Y consecuencias sociales como:

  • Problemas laborales. Pérdida del trabajo.
  • Problemas familiares (rupturas de pareja, incapacidad para asumir responsabilidades con los hijos, etc.)
  • Violencia doméstica
  • Conductas de riesgo asociadas (prostitución, conducción temeraria, etc.)
  • Problemas económicos graves

4) Tratamiento

La recuperación de la dependencia a la cocaína es posible, pero requiere de un tratamiento profesional.

Si tú o alguien de tu entorno tenéis problemas con la cocaína debéis acudir lo antes posible a un centro especializado. Los desastres provocados por la dependencia son progresivos, así que a medida que pase el tiempo las circunstancias irán empeorando, hasta poder llegar a provocar consecuencias trágicas.

¿Porqué esperar a que la situación sea insostenible?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This