900 86 63 04 Información gratuita 24h | Recepción T. 931 82 20 40 info@ctlagarriga.es

Alcoholismo

El alcoholismo conlleva muchos peligros serios. Beber en  exceso aumenta el riesgo de padecer algunos cánceres, causa daños en el hígado y en el cerebro. Aumenta el riesgo de muerte por accidentes de tráfico, accidentes laborales. Aumenta potencialmente el riesgo de agresiones, suicidios y homicidios.

El alcoholismo es una enfermedad con cuatro características principales:

 

1. Ansia de beber:

el paciente siente una fuerte necesidad de beber.

2. Pérdida de Control:
dificultades para parar de beber  una vez que se ha empezado.

3. Tolerancia: 

Necesidad de beber cantidades de alcohol cada vez mayores para poder sentir su efecto.

4. Dependencia física: 

Síntomas de abstinencia, tales como ansiedad, nauseas, sudoración o temblores después de dejar de beber.

¿Cómo actuar?

Cuando en una familia se sospecha que uno de sus miembros padece un trastorno por adicción, lo mas urgente es conseguir un diagnóstico profesional y un tratamiento efectivo que resuelva la situación. El Equipo de Centro Terapéutico La Garriga, recomendará lo más pertinente en cada caso y asesorará a la familia y al paciente sobre cómo actuar.

¿Cómo detectar el alcoholismo?

Una persona consume bebidas alcohólicas. Gradualmente el consumo va aumentando convirtiéndose en excesivo y comienza a dar problemas al paciente y a los que conviven con él. Se producen alteraciones en el carácter y la conducta con enfados frecuentes, descontrol de hábitos y horarios, abandono de aficiones y amistades sanas, mentiras, promesas incumplidas de dejar de beber, dificultades para asumir responsabilidades y, a veces, problemas económicos y laborales.

El paciente, pos si mismo o por la presión de su entorno, se propone dejar de consumir o consumir moderadamente para no tener problemas. A veces lo consigue durante un tiempo pero al final, a pesar de las buenas intenciones, el problema no se resuelve y el paciente termina volviendo a consumir sin control una y otra vez generando conflictos de todo tipo.

Algunos alcohólicos presentan sintomatología psicológica de inmadurez, dependencia emocional, inseguridad, conductas temerarias, chantajes emocionales, baja tolerancia a la frustración, hostilidad, celos, fanfarronería, sentimiento de culpa, deterioro Intelectual, desequilibrio emocional, distorsión en el área sexual, pérdida progresiva de los intereses vitales: familia, hijos, trabajo, aficiones, etc.

El alcoholismo puede complicarse con el consumo de otras sustancias también adictivas: tranquilizantes, cocaína, cannabis, anfetaminas, etc. Que complican el cuadro y aumentan los riesgos para el paciente.

ct-la-garriga-12bSI CREES QUE ALGÚN FAMILIAR O AMIGO NECESITA AYUDA, NO DUDES EN PONERTE EN CONTACTO CON NOSOTROS.

  • info@ctlagarriga.com
  • 900 86 63 04 INFORMACIÓN GRATUITA 24H | RECEPCIÓN T.931 82 20 40

Nombre: (requerido)

E-mail: (requerido)

Teléfono: (requerido)

Mensaje:

Acepto la política de privacidad-aviso legal

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This