900 86 63 04 Información gratuita 24h | Recepción T. 931 82 20 40 info@ctlagarriga.es

Drogas

Gran número de pacientes adictos consumen regularmente no una, sino  varias sustancias adictivas.

ct-la-garriga-11Es muy frecuente en los últimos años la siguiente “escalera del consumo”

  • Entre los 14 y 16 años se inicia el consumo, generalmente con alcohol y/o cannabis
  • Entre los 17 y 20 sigue aumentando el consumo de alcohol y se incorporan sustancias estimulantes como el éxtasis. El cannabis a veces disminuye y otras se mantiene.
  • Hacia los 20-25, si el poder adquisitivo del consumidor aumenta, se inicia el consumo de cocaína y este consumo va aumentando hasta desarrollar una clara adición a cocaína.
  • Finalmente cuando la persona llega a tratamiento, solemos encontrar un paciente adicto a la cocaína y al alcohol, consumidor  ocasional de cannabis y que, en algunas ocasiones, puede tomar fármacos tranquilizantes para “bajar” de la coca y poder dormir.
  • Al final aparece una intensa e irrefrenable necesidad de consumir que pasa por encima de cualquier consideración personal, laboral o familiar.

Complicaciones
La mezcla de sustancias produce una combinación y potenciación de los efectos negativos del consumo.  Mención especial merece en este cuadro la combinación frecuente con fármacos tranquilizantes, conseguidos en el mercado negro o prescritos con receta médica, alegando estados de ansiedad o insomnio que no son sino el efecto del consumo.

¿Cómo detectar este consumo?

  • Pérdida de interés por las actividades diarias: trabajo, estudios, familia, amigos “sanos”.
  • Cambios de humor importantes, oscilando entre un estado de hiperexcitación y depresión.
  • Una mayor irritabilidad o incluso con rasgos de paranoia y, a veces, agresividad.
  • Disminución de la capacidad de concentración en estudios, trabajo, hijos, etc.
  • Pérdida de interés por las amistades “normales” y alejamiento de los amigos no consumidores.
  • Alteraciones del horario del sueño. Dormir de día y estar despierto por la noche
  • Problemas de concentración con dificultades académicas y laborales.
  • Pérdida de empleo y dificultades económicas por su estado, aunque el adicto mantenga que la culpa es de otros.
  • Gastos injustificados  elevados derivados del consumo, prostitución, juego, etc.
  • Problemas en la relación con pareja e hijos.
  • Actividad descontrolada y, a la vez, cansancio crónico

¿Cómo actuar?

Cuando en una familia se sospecha que uno de sus miembros padece un trastorno por adicción, lo más urgente es conseguir un diagnóstico profesional y un tratamiento efectivo que resuelva la situación. El Equipo de Centro Terapéutico La Garriga, recomendará lo más pertinente en cada caso y asesorará a la familia y al paciente sobre cómo actuar.

ct-la-garriga-12bSI CREES QUE ALGÚN FAMILIAR O AMIGO NECESITA AYUDA, NO DUDES EN PONERTE EN CONTACTO CON NOSOTROS.

  • info@ctlagarriga.com
  • 900 86 63 04 INFORMACIÓN GRATUITA 24H | RECEPCIÓN T.931 82 20 40

Nombre: (requerido)

E-mail: (requerido)

Teléfono: (requerido)

Mensaje:

Acepto la política de privacidad-aviso legal


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This