900 86 63 04 Información gratuita 24h | Recepción T. 931 82 20 40 info@ctlagarriga.es

Cocaina

Generalmente los adictos a la cocaína iniciaron el consumo con alcohol, drogas de síntesis, éxtasis o cannabis. Al final se suele establecer el consumo asociado de cocaína y alcohol y, a veces, cannabis o tranquilizantes para “bajar” los efectos de la cocaína. El uso repetido de cocaína conlleva el desarrollo de tolerancia, esto es la necesidad de aumentar la dosis para conseguir el efecto que se necesita.

 

La cocaína raramente es la primera sustancia que consume un adicto

 Al inicio del consumo el paciente sale de fiesta y puede pasarlo bien tanto si consume como si no. Al cabo de un tiempo empieza la dependencia y la situación va cambiando. La fiesta no es del todo fiesta si no hay consumo. El proceso se agrava. Cada vez se necesita más y más. En muchos casos el paciente empieza a consumir en solitario, en casa, el coche u otro tipo de locales. Esta necesidad de consumir pasa por encima de cualquier consideración personal, laboral o familiar.

Efectos tóxicos de la cocaína

  • Complicaciones neurológicas: convulsiones, tics, hemorragias e infartos cerebrales.
  • Alteración de las fosas nasales: congestión, úlceras y perforación del tabique nasal.
  • Al principio del consumo produce una mayor excitación sexual. Al final termina provocando impotencia.
  • Episodios de ansiedad, depresión, insomnio, crisis de pánico, alteraciones de la memoria.
  • Paranoias, alucinaciones, trastornos de la personalidad.
  • Complicaciones cardiovasculares: estrechamiento de las arterias del corazón y del cerebro. En sujetos jóvenes  en buen estado físico puede provocar infarto cardíaco, alteraciones del ritmo cardíaco y muerte súbita. De hecho, la principal causa de infarto en menores de 40 años es el consumo de la cocaína. También pueden provocar hipertensión y shock.
  • Parada respiratoria o edema pulmonar.
  • El consumo de cocaína durante el embarazo se asocia con la aparición de placenta previa, abortos espontáneos, retraso intrauterino del feto, malformaciones congénitas o retraso psicomotor en el recién nacido.

¿Cómo detectar el consumo de cocaína?

  • Pérdida del apetito. Adelgazamiento llamativo en poco tiempo.
  • Cambios de humor importantes, oscilando entre el estado de hiperexcitación y depresión.
  • Una mayor irritabilidad o incluso con rasgos de agresividad.
  • Disminución de la capacidad de concentración.
  • Pérdida del interés por las amistades “normales” y alejamiento de los amigos no consumidores.
  • Alteraciones del horario del sueño. Dormir de día y estar despierto por la noche.
  • Problemas de concentración con dificultades académicas y laborales.
  • Pérdida de empleo y dificultades económicas.
  • Gastos injustificados muy altos derivados del consumo: prostitución, juego, etc.
  • Problemas en la relación con la pareja y los hijos.
  • Cansancio crónico.

ct-la-garriga-11contacto¿Cómo actuar?

Cuando en una familia se sospecha que uno de sus miembros padece un trastorno por adicción, lo más urgente es conseguir un diagnóstico profesional y un tratamiento efectivo que resuelva la situación. El Equipo de Centro Terapéutico La Garriga, recomendará lo más pertinente en cada caso y asesorará a la familia y al paciente sobre cómo actuar.

ct-la-garriga-12bSI CREES QUE ALGÚN FAMILIAR O AMIGO NECESITA AYUDA, NO DUDES EN PONERTE EN CONTACTO CON NOSOTROS.

  • info@ctlagarriga.com
  • 900 86 63 04 INFORMACIÓN GRATUITA 24H | RECEPCIÓN T.931 82 20 40

Nombre: (requerido)

E-mail: (requerido)

Teléfono: (requerido)

Mensaje:

Acepto la política de privacidad-aviso legal


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This